Piura. Momentos de angustia y desesperación vivieron la tarde de ayer pobladores del asentamiento Jesús de Nazareth, asentados en la vía Panamericana Piura- Chiclayo kilómetro 980, con el dramático rescate de un poblador, quien quedó sepultado tras el derrumbe de hueco de tres metros de profundidad, cuando pretendía instalar un silo.


El hecho ocurrió a las 5:00 p.m. en una vivienda ubicada en la avenida Grau, cuando Elías Olórtiga, realizaba una excavación para instalar un servicio higiénico, en la parte posterior de su vivienda.

Todo iba bien y echaba agua para intentar darle compactación a la ‘arena muerta’. Sin embargo, no contaría que todo se derrumbaría y quedó sepultado bajo la arena, ante el grito desesperado de su familia, que pidió ayuda a la población.


LEER MÁS: FEMINICIDIO EN SECHURA: ORDENAN PRISIÓN PREVENTIVA PARA SUJETO QUE MATÓ A CONVIVIENTE


RESCATE

Según narraron los testigos del incidente, el rescate era difícil, pero tras visualizar el cuerpo de la víctima se logró hacer un agujero, entre la arena, para hacer que el poblador respire y puedan rescatado con vida.
Asimismo, con palanas cavaron un agujero más amplio con la finalidad de rescatarlo.


LEER MÁS: LA UNIÓN: «MARCAS» BALEAN A CHOFER PARA ROBARLE S/ 52 MIL


INCÓMODOS

Los pobladores señalaron que pese a que habrían llamado al Serenazgo y hasta el mismo alcalde éste apareció cuando ya había sido rescatado por la misma población.
Ellos esperan que ante este hecho, que pudo terminar en una desgracia, recapaciten las autoridades municipales y se preocupen por dotar de servicios de saneamiento.
Criticaron la promesa de los gobiernos de turno de ayudarlos, debido a que son damnificados del desborde del río Piura, en el 2017.
Recalcaron que viven en el olvido y abandono de las autoridades.

DEBES SABER

  • Los vecinos realizaron denodados esfuerzos para salvar al hombre, quien quedó sumergido bajo la tierra por cerca de media hora.
  • Los moradores pidieron mayor atención a sus pedidos.

Síguenos en nuestras redes sociales: