La pesadilla para los ganaderos del Alto Piura continúa mientras su ganado muere por la sequía que padecen desde hace meses ante la falta de lluvias. La mortandad de los animales deja pérdidas económicas a las familias ganaderas.

El presidente de la Asociación distrital de pequeños ganaderos de La Matanza, César Cisneros, indicó que la muerte del ganado se reporta desde junio; sin que hasta el momento se de la declaratoria de emergencia tal como lo solictan.

«Esta es la sequía más atroz de los últimos años que estamos atravesando los ganaderos. La crisis continuará porque aún faltan seis meses para que llueva y mientras tanto seguirá muriendo el ganado», explicó.

El dirigente manifestó que hasta el momento murieron en promedio 700 cabezas de ganado vacuno. Cada res tiene un valor de entre 1 800 y 2 000 soles.

Asimismo. señaló que en total 6 000 reses y 25 000 cabezas de ganado caprino corren el riesgo de morir por falta de alimento en el distrito de La Matanza, perjudicando a cerca de 1 000 ganaderos locales.

ABANDONADOS

César Cisneros lamentó que durante el mensaje a la Nación que ofreció el presidente de la República, Pedro Castillo, no haya mencionado la emergencia por sequía en el Alto Piura, a pesar que el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego tiene conocimiento de la situación que atraviesan.

«El presidente Castillo no anunció nada para Piura. Los ganaderos nos sentimos olvidados por este gobierno, por eso pedimos a las autoridades locales levanten su voz y juntos exigamos la declaratoria de emergencia», dijo.

Aseguró que han enviado videos y fotografías sobre la muerte del ganado vacuno y caprino a la Prefecta de Piura y a los congresistas pero «nos dejan en visto y tampoco apuestan por nosotros los ganaderos».


Síguenos en nuestras redes sociales: