Demolieron la infraestructura educativa del colegio José Carlos Mariátegui y hace un año abandonaron la construcción, la cual apenas llegaría al 30%.

Este es el drama que viven más de mil estudiantes del Centro Poblado Monte Castillo, cuyos padres de familia amenazan con realizar una marcha de protesta contra la Unidad Ejecutora de este millonario proyecto del Programa Nacional de Infraestructura Educativa, responsable de la desgracia que viven cientos de escolares que hoy padecen un vía crucis para recibir clases presenciales.

LA HORA pudo constatar que los padres de familia han tenido que improvisar el atrio de un local comunal, en el que han colocado una tela con la finalidad que improvisar una aula, y en esas condiciones los alumnos del quinto grado de Primaria reciben clases.

También se pudo corroborar que padres de familia trabajaban en la construcción de aulas con cartones, triplay y calaminas, para que sus hijos puedan recibir clases presenciales.

Aseguran que ellos mismos, pese a su precariedad económica, han tenido que poner de su dinero para intentar construir aulas porque las autoridades de Educación no le han dado la importancia debida.

Otro grupo de escolares lleva clases por tercer año consecutivo de forma virtual; sin embargo, las madres señalan que no han aprendido ni siquiera a leer.

“Señores autoridades nos vemos obligados a construir estas aulas porque queremos que nuestros hijos estudien presencial. Por favor escuchenos”, fue el pedido de María Olivares Ipanaqué en nombre de los padres de familia.

DEBES SABER

  • En el lugar se observa bolsas de cemento arrumadas que incluso ya no se encuentran en buen estado para ser utilizadas en el proyecto.
  • También hay varillas tiradas en el suelo totalmente oxidadas.

Síguenos en nuestras redes sociales: