Mientras la EPS Grau afronta una crisis administrativa; centenares de vecinos de varios asentamientos humanos como Ricardo Jáuregui, Santa Julia, Túpac Amaru, Alfonso Ugarte y sectores colindantes, padecen desde hace un mes por la falta del servicio de agua potable.

Los mortificados vecinos indicaron que tienen que recurrir a zonas cercanas a sus viviendas para abastecerse del líquido elemento. Además, señalaron que algunas veces, fungen de ‘topos’ para almacenar agua. Los moradores se ven obligados a comprar el balde de agua a 2.50 soles; mientras que otros ciudadanos indicaron que se tienen que levantar en horas de la madrugada para agenciarse del líquido en otros sectores.

Señalaron que la cisterna recién apareció ayer por sus calles, por lo que exigen una solución inmediata y no seguir padeciendo por el desabastecimiento.

“La cisterna ha venido recién, no ha estado viniendo. A las cuatro o cinco de la mañana nos despertamos y vamos al fondo para sacar agua para nuestra comida… También compramos a 2.50 el balde de agua y el más chiquito está a un sol”, expresó la vecina Luisa Vera.


PUEDES LEER ► EPS Grau sin recursos para atender a la población


SOLUCIÓN

Los vecinos exigen al gerente general de la EPS Grau, Roberto Sandoval, recién repuesto en el cargo, una solución inmediata al problema, pues, explicaron que mientras que ellos padecen para abastecerse del servicio, la empresa les sigue enviando puntualmente los recibos.

Cabe informar que la situación administrativa de la EPS Grau entró en crisis tras la salida del gerente, lo cual no solo ha conllevado al retraso en el pago de proveedores, servicio de energía, sino también en el mantenimiento y reparación de lo pozos, lo cual está afectando a la población.


Síguenos en nuestras redes sociales: