Asesinos llegaron a bordo de dos vehículos menores y a sangre fría asesinaron a padre de seis hijos. Policía investiga si se trataría de un presunto ajuste de cuentas.

Los crímenes en la región de Piura no dejan de sorprender a los pobladores. Esta vez, el dueño de un bar fue asesinado por cuatro desconocidos, quienes apagaron su vida de tres mortales balazos.

El lamentable hecho, que ha enlutado a una familia del distrito de Castilla, ocurrió a las 10 de la noche, del último lunes, en la calle K, del peligroso asentamiento El Indio.


LEE TAMBIÉN ► No existe un Bono Yanapay de 700 soles en el 2022, según el Midis


DIVERSIÓN Y SANGRE

Según contaron sus familiares, la víctima era el propietario del bar conocido como “Pedro Cerrito”, y abrió las puertas de su negocio a la una de la tarde.

Desde ese momento la atención estuvo tranquila hasta llegar la noche y divertirse al ritmo de cumbia. Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, Pedro Ernesto Silupu Viera (49) salió hacia el corredor de su inmueble, donde estuvo por cerca de diez minutos.

En esos momentos aparecieron dos motociclistas, una de color negro y otra rojo, con cuatro sujetos a bordo. Como sucede en todo crimen, los copilotos bajaron y sin medir palabra alguna le disparan seis balazos a Silupu Viera.

Los misteriosos individuos tras cometer este hecho fugaron con dirección al colegio Fe y Alegría en el Indio.

PIDEN AUXILIO

Tras el ruido de los balazos, los clientes del local salieron y observaron el cuerpo del hombre, tirado en medio de la tierra, quien se cubría con una mano una herida de bala y pedía auxilio.

Los familiares del agraviado, rápidamente, en un mototaxi lo llevaron hasta la clínica Miraflores, donde luego de una hora y veinte minutos falleció. Los médicos de turno diagnosticaron que al baleado le impactaron tres proyectiles, uno en el pecho, cuello y cabeza. Por lo que no resistió y murió por una hemorragia.


LEE TAMBIÉN ► ¿Se puede cobrar un «Bono económico Yanapay 700 soles? Esta es la respuesta oficial


INVESTIGAN

Hasta el lugar del asesinato acudieron los agentes del Departamento de Investigación Criminal (Divincri), para cercar el lugar y realizar las pericias correspondientes.

Mientras que los restos del fallecido fueron derivados a la morgue central de Piura, para la necropsia de ley. Cabe resaltar en el lugar no hay cámaras de seguridad que ayuden a identificar a los facinerosos.

OTRO CRIMEN

La Policía ha indicado que en el crimen de Javier Marchan Domínguez todavía no hay un móvil definido. Además, que no se ha podido encontrar el celular de la víctima, el cual es pieza clave para conocer si venía siendo amenazado o su asesinato fue por deudas.

Todo esto está en manos del Divincri y también están a la espera de un informe de Inteligencia, para poder encontrar a los hampones que están causando mucho daño a la sociedad.


Síguenos en nuestras redes sociales: