Una persona, quien se ganaba la vida vendiendo comida (menú), fue asesinada por dos sicarios, quienes le dispararon cuatro balazos.

El mortal hecho, que demuestra la inseguridad en las calles, se suscitó a las 4:30 p.m. de ayer, en las inmediaciones de la manzana Ñ lote 14, del asentamiento Villa La Paz, en el distrito de Castilla.

EN SU CASA

Según indicaron fuentes policiales, la víctima identificada como Neldo Duder Aguilar Chuquihuanca, se encontraba en su negocio, de venta de comida, en el exterior de su recinto.

En ese momento apareció una motocicleta, con dos sujetos a bordo. Asimismo, el copiloto bajó y a sangre fría le disparó cuatro balazos, para luego fugar del lugar con dirección a la Universidad Alas Peruanas.

Mientras que el baleado quedó tirado en el piso, en medio de un charco de sangre y ante la atenta mirada de sus familiares.

ALARMADOS

Los moradores de la zona, ante este incidente, dieron aviso a los agentes del serenazgo y personal de la comisaría de Tacalá, quienes acudieron al lugar y encontraron el lamentable escenario.


PUEDES LEER ► Piura: más de 3 mil personas murieron en accidentes por exceso de velocidad


Por información policial, se presume que al fallecido lo habrían confundido, ya que al lugar llegan a comer varios venezolanos. La Fiscalía dispuso el levantamiento del cadáver y su internamiento en la morgue central de Piura.

LA POLICÍA

Los agentes del Departamento de Investigación Criminal se hicieron presentes en el lugar e indicaron que por la zona no existen cámaras de seguridad que ayudan a identificar a los asesinos.

Asimismo, analizarán el celular del victimado para conocer si venía siendo amenazado o tenía algún problema con sujetos al margen de la ley.

“Estamos trabajando, para poder conocer el por qué de este nuevo crimen, el fallecido estaba junto con su esposa, quien desconoce también las causas”, dijo nuestra fuente policial.

PIDEN APOYO

Tras el pedido de auxilio, los agentes del serenazgo acudieron al lugar y cercaron, para que la Policía pueda realizar sus diligencias.

Por su parte el comandante en retiro PNP y jefe del serenazgo de Castilla, Nicolás Huertas, señaló que ellos recibieron la llamada de los pobladores, quienes están aterrados por los hechos cometidos y también reportaron que delincuentes venezolanos vienen cometiendo robos al paso.

“A nosotros nos han llamado y hemos prestado el apoyo, para que nadie pueda entorpecer las diligencias, desconocemos qué pasó. Pero si hay una persona fallecida producto de varios balazos, Divincri tiene que investigar”, dijo Huertas.


Síguenos en nuestras redes sociales: