Dos hermanas emprendedoras fueron víctimas de la delincuencia, luego de que amigos de la ajeno incursionaron en sus restaurante que apenas hace unos meses han aperturado en la carretera La Unión – San Clemente frente al caserío Miraflores.

Se trata de las propietarias del restaurante Cevichería El Miraflorino y El Rústica Cevichería. Según contó Erika Fernández Yovera, los delincuentes ingresaron por la puerta posterior donde violentaron el candado y alzaron con 6 cajas de cerveza, un equipo de sonidos, mesas y sillas plásticas y tres balones de gas. Todo valorizado en 2 mil 500 soles.

Me da una impotencia que uno viene a trabajar para salir adelante y se encuentra que ha sido víctima de la delincuencia”, contó entre lágrimas. Por su parte, Deysi Fernández Yovera dijo que es la segunda vez que es víctima de la delincuencia.


Síguenos en nuestras redes sociales: