Por enésima vez, el sistema de alcantarillado volvió a colapsar en la Urb. Ignacio Merino generando nauseabundas lagunas de aguas servidas a lo largo de la Av. José Aguilar Santisteban.

Los vecinos y conductores elevaron su voz de protesta y exigen a la EPS Grau una solución definitiva. Y es que esta problemática ya se viene registrando desde hace una semana aproximadamente a raíz del hundimiento del colector ubicado frente a la cámara de Ignacio Merino.

24 horas de plazo

La jefa de la SUNASS, Irina Palomino Távara, señaló que la EPS Grau ha demostrado “falta de capacidad para atender la emergencia”.

Por ello, a través de oficio N° 042, está conminando a la EPS Grau a realizar un control de las aguas residuales y restablezca el servicio en un plazo de 24 horas; de lo contrario, dijo que aplicarán las medidas correctivas e iniciarán un proceso administrativo sancionador.

“Le estoy dando un plazo de 24 horas para que solucione ya; definitivamente, esta es la exigencia, no tiene que volver a ocurrir, ya se desbordó todo”, remarcó mortificada la funcionaria.

Improvisación

Explicó que con el trasvase que están realizando para evacuar las aguas residuales ya se ha debido solucionar el problema; sin embargo, dijo que la empresa está atendiendo la problemática con una sola motobomba ya que los otros cuatro equipos de emergencia “están fallando recurrentemente”.

Palomino indicó que la empresa ha demostrado “improvisación” para solucionar la problemática y “no tiene capacidad de respuesta”.


Lee también ► Bono de 800 soles 2023 por sequía: ¿cuándo se paga el subsidio y quiénes son los beneficiarios?


Sin equipos

La motobomba 1 instalada por la EPS Grau para atender la emergencia quedó inoperativa tras romperse el eje de turbina. La otra tuvo problemas con las mangueras de succión de descarga. La motobomba 3 registró problemas con los filtros de aceite y la cuarta 4 no se logró instalar por falta de mangueras y fallas técnicas.

Miles afectados

Palomino informó que casi 11 mil usuarios que se abastecen del Reservorio N° 3 están siendo afectados con la restricción del servicio de agua potable a raíz de las fallas en el trasvase de las aguas residuales.

A ello hay que agregar los 4.465 usuarios del sector Micaela Bastidas, 2.611 del sector San Martín y 2.431 de Santa Julia que también están siendo afectados por la restricción del servicio a raíz de problemas en los equipos, con lo cual suman 20.567 usuarios afectados con una población total afectada de 61.521, según informó SUNASS.


Síguenos en nuestras redes sociales: