Tras el colapso de los desagües que generaron un represamiento de aguas servidas en la avenida José Aguilar Santisteban y por la cual SUNASS dio un ultimátum a la EPS Grau para que solucione el problema en un plazo de 24 horas y restablezca el servicio a más de 11 mil usuarios perjudicados en el sector noreste de la ciudad; ayer el servicio de agua potable se normalizó en varios sectores y se realizó el trasvase de las aguas servidas con la instalación de más motobombas por parte de la empresa.

Precisamente ayer personal de Contraloría inspeccionó los trabajos de trasvase y otras acciones ejecutadas por la EPS Grau en la urbanización Ignacio Merino.

DÍAS DECISIVOS

Mientras tanto, la EPS Grau informó que ya iniciaron los trabajos de limpieza del buzón afectado, con el fin de determinar la magnitud del daño causado y evaluar si se resanará su infraestructura o si será demolida y reemplazada en su totalidad. 


Síguenos en nuestras redes sociales: