El domingo, que debería servir de un día de reunión y descanso familiar, es utilizado desde muy temprano para hacer huecos y poder alcanzar un balde de agua. Ello evidencia la falta de un plan de contingencia de la EPS-Grau.

Para el congresista Miguel Ciccia Vásquez, el problema que padece Piura no tiene cuando acabar. Por ello, propone declarar en emergencia el servicio de abastecimiento de agua. Además, solicita se priorice el sistema de alcantarillado de varios sectores de la ciudad.

Por su lado, el presidente ejecutivo de la Sunass, Mauro Gutiérrez, señaló que se está, en este 2023, en un proceso de supervisión para corroborar la calidad del servicio que brinda la empresa. Ello con el objetivo de emitir un informe y confirmar o no responsabilidades en perjuicio de la población.

Ayer, sectores de Ignacio Merino, Los Algarrobos, El Sauce, Avifap, Bello Horizonte, Pachitea, Campo Polo y Tacalá reportaron desabastecimiento de agua en sus hogares. ¿Y la EPS-Grau?

El Arenal

Otro de los proyectos que hasta ahora es una utopía, es la planta de agua El Arenal, que abastecería de agua a las provincias de Paita y Talara. Los pobladores de estas provincias denunciaron que solo reciben una a dos horas por día el servicio.

“Ya hay un expediente de 500 millones de soles, que se dejó con las autoridades pasadas. Lo que queda es buscar ese financiamiento y tratar de solucionar el problema.  Depende de la unidad entre las autoridades regionales, locales y nacionales”, expresó Ciccia Vásquez.


PUEDES LEER ► Manifestantes continúan bloqueando la panamericana norte


Poca atención

Por su parte, el congresista César Revilla pidió trabajar proyectos con duración en el tiempo, para asegurar la calidad de los servicios en beneficio de la población.

“Referente al colapso de redes de desagüe debemos tener presente varios aspectos, muchas de ellas ya han cumplido su tiempo de vida útil, necesitan ser cambiadas, el crecimiento de la ciudad sin un plan urbano actualizado agudiza está situación y esto lo han permitido las gestiones que han pasado y poca atención le han prestado a esta problemática, el tema no va por cambiar la administración del servicio, sino, en que es momento de tomar al toro por las astas y de una vez ponernos a trabajar todos juntos para iniciar los proyectos de saneamiento integrales y pensando unos 20 o 30 años en el futuro, para que de esta manera no tengamos este problema”.


Síguenos en nuestras redes sociales: