Las muertes no tienen cuando parar en Sullana y a menos de 24 horas de ocurrido el primer asesinato por sicariato, esta cifra subió a tres.

La tarde del lunes, los amigos Darwin Alberto Jiménez Cueva (24) y Kristhian Yoel Hurtado Villalta (35) se encontraban en un terreno invadido en la conocida zona de la Carbonera en Nueva Sullana en el sector oeste de Sullana.

Los amigos de infancia llegaron hasta dicho lugar junto a Alberto Jiménez, padre de Darwin, para efectuar trabajos de albañilería como colocar el portón para la vivienda de su hija.

Luego de colocar el portón de triplay, los amigos junto al padre, también albañil, se disponían a saborear un rico ceviche preparado por Yanina Jiménez y lo acompañarían con dos cervezas.

Cuando los tres obreros se encontraban en el frontis del predio divisaron la llegada de un sujeto con el rostro descubierto portando una pistola. Sin mediar palabra alguna, el desconocido disparó a matar.


LEE AQUÍ ►  DINA BOLUARTE: «NO CEDEREMOS A LOS CHANTAJES DE LOS PROTESTANTES»


BALA Y TRAGEDIA 

De inmediato disparó contra Hurtado quien estaba sentado. El obrero recibió un balazo en el cuello y dos en el pecho.

El progenitor se tiró al suelo fingiendo que también le habían caído las balas para evitar ser asesinado, mientras el sicario apuntaba a Darwin para descargarle un tiro en el pecho. Además, apuntó a la madre de familia quien hoy está viva para contarlo.

Tras cometer el baño de sangre, el  asesino fugó por la parte posterior del predio donde lo esperaba su cómplice para huir de la zona, contó el afligido progenitor.

En tanto, Alberto Jiménez logró sacar a los amigos. Su hijo Darwin, todavía estaba vivo por lo que le rompió la camisa para hacerle un torniquete, lo abrazó y lo sacó, pero lamentablemente no resistió y en el camino falleció. Su deceso fue confirmado en emergencia del hospital

LOS AUXILIAN

Mientras que, una camioneta de serenazgo apoyó para trasladar a Kristian Hurtado hacia el hospital, pero ya había fallecido de manera instantánea. Ambos cuerpos fueron llevados a la morgue del nosocomio.

Según se informó ya estarían reconocidas las personas involucradas en el doble asesinato de los amigos que por muchos años vivieron en Villa Primavera.

Hasta la comisaría de Nueva Sullana llegaron familiares de las dos personas fallecidas debido a que se corrió el rumor de que habían intervenido a los sujetos, sin embargo, fue una falsa información.

MOTOTAXISTA MUERE SIN CONOCER A SU BEBÉ

Dos sicarios a bordo de una motocicleta sin mostrar piedad acribillaron a Franklin David Sánchez Abad (31) cuando se desplazaba en una mototaxi en la urbanización popular los Olivos ubicada en el sector este de Sullana.

El ataque ocurrió cerca de las 11:30 p.m. del domingo cuando Sánchez Abad retornaba junto a su esposa y su cuñada de una reunión en el mencionado sector.

En el trayecto a casa en el sector de 15 de Marzo dos sujetos comenzaron a seguirlo. Al llegar a la avenida Jaime Bardales, a pocos metros del ingreso de los Olivos, fue interceptado por los dos sujetos que tenían los rostros cubiertos para no ser reconocidos.

Según narraron los vecinos, los pistoleros se acercaron al mototaxi y la esposa pensó que se trataba de un asalto por lo que entregó su celular, sin embargo, el copiloto sacó su arma de fuego y sin mediar palabra alguna le disparó a quemarropa a Sánchez quien seguía conduciendo el mototaxi, pero, a los pocos segundos cayó hacía un costado de la vía mientras el trimóvil seguía su marcha.

LO REMATARON

Los asesinos no contentos, regresaron. Cuando lo vieron tirado en el pavimento, le dispararon varias veces para huir con dirección a la carretera Sullana- Tambogrande perdiéndose en la oscuridad.

En tanto, los más de siete disparos que escucharon los moradores de la zona hizo que salieran de sus casas.

Al ver lo que pasaba intentaron ayudar a la madre de familia quien lloraba desconsoladamente y creyéndolo todavía con vida buscaba llevarlo al hospital, pero lamentablemente, ya estaba muerto.
Fueron cuatro impactos de bala que tenía uno en la cabeza, otro en el tórax y dos en los costados de la parte abdominal.

DARWIN IBA A SER PAPÁ

Darwin Jiménez estaba feliz ya que sería padre por segunda vez , de un varoncito. Por ello, el domingo acudió a Piura para tener todo listo.

Su esposa no sabía lo que había pasado, ella se encontraba internada para que en las próximas horas de a luz, informó una prima del fallecido en los exteriores de la morgue del hospital.

Asimismo, Alberto Jiménez indicó que hoy martes su hijo cumpliría un año más de vida, por ello, habían planificado ir a un concierto musical , como si fuera su serenata.

En tanto, Kristhian Hurtado Villalta deja viuda y en la orfandad a tres hijos quienes hoy lloran la partida de su joven padre .

“No es posible que los maten así. Dios, hoy la vida no vale nada. Mi hijo era una persona tranquila, no se metía con nadie. Era trabajador, no lo digo yo, sino todos los que lo han conocido», dijo el padre de Cristian Hurtado.


Síguenos en nuestras redes sociales: