Más de 200 familias de la cuarta etapa del asentamiento humano Tacalá vienen siendo perjudicados por el colapso de los desagües que han inundado todas su calles de esta zona.

Esto tras el colapso de la línea de impulsión del sistema de aguas residuales de La Primavera.

Los vecinos hicieron un llamado a la ministra de Vivienda, que arribará el domingo a muestra ciudad, para que visite el asentamiento y constate la inmundicia en la que viven al estar rodeados de aguas putrefactas.

El dirigente Wilder Farfán exigió solución inmediata a este atentado contra la salud pública. Según informaron hace poco un niño salió de su casa y cayó en medio de las aguas servidas.

 


Síguenos en nuestras redes sociales: