De acuerdo a estimaciones preliminares del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF ), se prevé que el producto bruto interno (PBI) habría crecido alrededor de 6% real en abril, en consistencia con algunas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística e Informática ( INEI), lo que muestra que la actividad económica continúa con la senda de aceleración.

En abril, la dinámica favorable de la actividad económica fue impulsada por una aceleración sincronizada de los sectores primarios y no primarios. De acuerdo con el INEI, en el sector primario, la pesca creció 81.2%, la tasa más alta desde mayo 2017, por la mayor captura de anchoveta para consumo humano indirecto (185.5%), debido al inicio de la primera temporada de pesca en la zona norte-centro, cuya cuota de 3.3 millones de TM es la más alta en siete años.

 Asimismo, el subsector agrícola creció a una tasa de dos dígitos por segundo mes consecutivo (13.5%), explicado por la mayor producción de rubros como algodón rama (71.1%), mandarina (65.8%), arroz cáscara (55.6%), entre otros.

En los sectores no primarios, el sector construcción habría crecido en torno a 8%, ante un mayor impulso del consumo interno de cemento y el avance físico de obras. Asimismo, la producción de electricidad creció 6% y fue la tasa más alta desde enero 2017.

El MEF espera que este dinamismo continúe en los próximos meses debido a la perspectiva favorable de algunos indicadores adelantados como la inversión pública de mayo (36.3%), importaciones de bienes de capital de abril (15.1%, la segunda tasa más alta desde julio 2017) e importaciones de bienes de consumo de abril (15.6%, la tasa más alta desde octubre 2017).

Vía Gestión