Un giro radica. Según Hildebrandt en sus Trece la madre del menor habría creado toda esta historia de xenofobia para sacar provecho económico. El menor sí fue agredido pero no por sus compañeros del colegio sino por la pareja de su progenitora.
Este viernes de 13 mayo, bajo el título “Arepa de Mentiras”, el medio peruano contó que escolar venezolano J no era víctima de bullying en el colegio Víctor Raúl Haya de la Torre 5167 de Puente Piedra.

Según el director del colegio, Carlos Negrete, el pasado jueves 21 de abril hubo un jaloneo entre su hijo y su compañero de clase, pero no pasó a mayores como para causar un esguince cervical y derrame cerebral. El motivo de este enfrentamiento fue porque J apuntó la tardanza de su presunto agresor.

Puente Piedra: internan a escolar en Hospital del Niño tras ser golpeado en el colegio | Sociedad | La República
Según el Semanario, aquel día, J asistió a sus clases de educación física. Al día siguiente, viernes, el niño fue a sus clases con normalidad, lo mismo que el lunes y martes de la semana siguiente. Sin embargo, no fue hasta el miércoles 27 de abril, 6 días después, que el escolar venezolano no fue a clases.

Tras la ausencia del menor, la tutora se comunicó con Saraí Alvarado, quien le informó que su hijo estaba en el hospital por una golpiza que recibió en el colegio. La tutora reportó el caso al director del plantel escolar.

El director se comunicó con la madre para informarle que debían redactar un acta de lo sucedido y sentar la denuncia en la comisaría, algo que Saraí Alvarado quiso evitar a toda costa.

Según la versión del director, al ver que la madre se negó a realizar la denuncia, él decidió hacerlo a la comisaría de Zapallal y fue ahí que Saraí Alvarado comenzó a extorsionarlo, pidiendo una suma de 6 mil soles, además de amenazarlo con hacer este caso mediático.


Puedes leer: INFLUENZA: MINSA REPORTA AUMENTO DE NÚMERO DE CASOS A NIVEL NACIONAL


Tras la negativa del director, la madre hizo público el caso como bullying y xenofobia en la televisión, lo que trajo como consecuencia la indignación de ciudados y de entidades como la Defensoría del Perú y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. Además del pronunciamiento de la Embajada de Venezuela en Perú y hasta del propio Nicolás Maduro.

Embajada de Venezuela en Perú condena la brutal agresión que sufrió un niño en Puente Piedra | Nicolás Maduro | Mundo | La República

Saraí Alvarado y sus compatriotas comenzaron a pedir ayuda social para los supuestos gastos de salud de su hijo. Las donaciones llegaron a las cuentas de la madre, quien aseguraba que su hijo tenía derrame cerebral, y que tres hospitales no atendían debidamente a su hijo.

Cabe señalar que J sí fue al hospital y le diagnosticaron un esguince cervical, una lesión que por lo general se da en accidentes de tránsito. La madre está desaparecida y el verdadero agresor con ellos.
Saraí Alvarado continuó insistiendo que su hijo tenía derrame cerebral y que los hospitales le daban un mal diagnóstico. Tras los cambios de versiones , Saraí Alvarado no contesta las llamadas de la Defensoría del Pueblo.

Los padres de familia pidieron a las autoridades investigar al entorno familiar, pues señalaban al padrastro de J como el verdadero agresor, ya que anteriormente fue visto golpeando al menor y que se presentó al colegio con un palo.

En tanto, la investigación continúa en la Primera Fiscalía Provincial de Familia de Puente Piedra.


Síguenos en nuestras redes sociales: