Los grandes incendios en Australia han causado la emisión de grandes cantidades de contaminantes y aerosoles que ya afectan la atmósfera de países latinoamericanos como Chile y Argentina, revelaron expertos del Instituto Geofísico del Perú (IGP).

Los aerosoles son pequeñas partículas menores de 10 micrómetros de diámetro que se encuentran suspendidas en la atmósfera, explicó el investigador del IGP, René Estevan.

Por estudios que realiza el IGP desde hace cuatro años, sabe que su presencia en la atmósfera impacta en la radiación solar pues la reduce, y si existe una alta concentración puede afectar la salud humana.

“Los aerosoles tienen un importante rol en la atmósfera pues interactúan con la radiación solar y son útiles para la formación de nubes. Es tal la magnitud del desastre generado por los incendios forestales en Australia que los contaminantes atmosféricos ya cruzaron el océano Pacifico”, comentó.

Han viajado más de 10,000 kilómetros para llegar al continente sudamericano pues ya se reportaron su presencia en Chile y Argentina, agregó.