Las altas temperaturas de más de 33 grados centígrados, registradas en los primeros días del 2021 en la ‘Perla del Chira’, han llevado a algunas personas a tomar medidas extremas, como es el caso de un hombre, que dejó al lado la vergüenza y decidió bañarse en las aguas de la pileta, ubicada en la parte central de la Plaza de Armas de Sullana.

Según los testigos, se trataría de un indigente de nacionalidad venezolana, de más de 30 años, que se gana la vida vendiendo golosinas y cuidando vehículos. Éste no dudó en despojarse de su ropa y calzado, para refrescarse con la ayuda de un balde de pintura, ante el asombro de los visitantes. No obstante, fuentes municipales indicaron que esta práctica estaba prohibida, pues además de tratarse de un lugar público, el improvisado bañista ponía en riesgo a los asistentes a la Plaza de Armas, pues estaba prácticamente desnudo y no cumplía con las medidas de bioseguridad.