Restos del valeroso policía ya son velados en su vivienda en la mz. B lote 24 en el asentamiento Villa Las Mercedes, en Los Algarrobos.

Mientras que ayer, en Lima el agente policial Anner Luzón Jiménez luchaba por su vida, pero lamentablemente falleció horas después; en Piura se conocía que el pasado 8 de febrero, Juan Carlos Checkley Soria, Andrés Villalta Pulache y Manuel Arrieta Ramírez, de la Sala Penal de Emergencias de Piura, revocaron los nueve meses de prisión preventiva que se le había ordenado a Yerson Domínguez Martínez, por ser integrante de la banda que disparó contra Luzón Jiménez.

La muerte del joven policía y la liberación de uno de sus supuestos atacantes, causó indignación no solo en la institución de la Policía Nacional, sino también en la ciudadanía, quienes consideran que los delincuentes tienen más beneficios que los policías y que los ciudadanos mismos.

También lo citarán

Desde las 7 p.m. del pasado 14 de enero cuando Anner Luzón Jiménez, estuvo en lenta agonía, pues el disparó que recibió por parte de una banda de asaltantes, le causó graves daños.

El joven padre de familia, quien en primer momento estuvo internado en el Hospital de Santa Rosa, tuvo que ser llevado al Hospital de la Sanidad de la Policía Nacional.

Ayer a las 9 a.m. Anner Luzón sufrió una infección generalizada, por lo que en horas de la tarde tuvo que ser sometido en una intervención quirúrgica. Lamentablemente, Luzón Jiménez no soportó más y perdió la vida a causa de un paro cardiaco.

Reacciones

Respecto a la liberación de Yerson Domínguez Martínez, el jefe de la Región Policial Piura, coronel Edward Espinoza López, al igual que el general Máximo Ramírez, de la Oficina de Asesoría Legal de la Policía Nacional, mostraron su indignación por esta decisión de los jueces.

“Definitivamente, estamos hablando de delincuentes que han sido capturados al momento o posterior del hecho. Es inaudito este tipo de dictámenes”, comentó Espinoza. Mientras que Ramírez, dijo: “parece que el policía no tiene justicia en Piura”.