El colegio ubicado en el albergue San Pablo tiene serias deficiencias en la limpieza de los baños, poniendo en riesgo, según especialistas, la salud de más de 200 niños. A esto se suma la carencia de agua potable. Se conoce que el Ministro de Defensa entregó donaciones para que se emplearan en la limpieza de los mismos.

El alcalde de Narihualá, Daniel Chero, tuvo enérgicas declaraciones al respecto:

«De seguro el director de la Drep (Fabriciano Cunya) no haría sus necesidades en esos silos. Por favor atiendan los colegios. La Drep debe ser sincero y decir en qué situación van a estudiar nuestros niños este año».

 

DEPLORABLES

Hasta el martes, todos los silos colocados en la institución se encontraban con heces, orines, mal olientes y moscas.

Uno que otro tenía puerta, pero ninguno tenía agua. Para el Defensor del Pueblo, César Orrego, la responsabilidad es de los directores, pero si se informó y no se realizaron las modificaciones, se investigará y se pedirá sanciones.
LA HORA invitó al director de la Drep, Fabriciano Cunya, a percibir los olores y podredumbre que hay en cada silo, pero solo dijo que “se le escapó de las manos. En una semana solucionaremos el problema”.

A ÚLTIMA HORA

Casi el mismo percance se presentó en el colegio de Pedregal Chico; sus baños no tenían agua y sus inodoros y lavaderos estaban rotos y sucios.