Al menos cinco niños de la aldea infantil San Miguel habrían sufrido maltrato en este recinto, donde habrían sido encerrados temporalmente en cuartos habilitados con sobrepuertas de fierro.

Con la publicación de un vídeo que recoge las declaraciones de cinco menores de edad, en donde cuentan como eran maltratados por trabajadores de la Aldea. En ocasiones los encerraban en ambientes inhóspitos y los dejaban varias horas sin comer.

Ante la difusión del material la directora de la aldea, Liliana Cabredo Cardoza, comunicó a la Defensoría del Pueblo, quieres acudieron al lugar para verificar.

Y tal como lo muestra el  vídeo fue difundido por arquitecto Robert Jabo, que se identificó como asesor de la gobernación, se hallaron las dos habitaciones con puertas de fierro.

En declaraciones el titular de la Defensoría en Piura señaló que una aldea es el lugar donde el niño con problemas llega para ser protegido y no para ser vulnerado en sus derechos, y cuestionó que el gobierno regional no haya avisado a la Fiscalía de la familia.

Orrego también señaló que este albergue no tiene las condiciones para recibir a estos menores y exhortó al gobernador a apurar la recepción de los nuevos ambientes para albergar hasta 40 niños más.

La directora de la aldea dijo que estos espacios se usaban en las crisis de dos menores con alteraciones mentales, en tanto funcionarios del gobierno regional ya pidieron su salida.

Según el gerente de Desarrollo Social, Manuel Parodi, investigarán antes de realizar la denuncia a la fiscalía pues las únicas pruebas que tienen son los videos y las fotos.