A la fecha, en el Perú se han aplicado cerca de 4 millones de dosis de vacunas, con la promesa del ministro de Salud, Oscar Ugarte, de llegar a julio y vacunar 5 millones y medio de personas.

En el caso de nuestra región, aún se sigue vacunando a los mayores de 66 años que por cierto siguen quejándose de las largas colas que tienen que formar, con el riesgo de un contagio latente, debido a que es imposible evitar las aglomeraciones.

En ese contexto, nuevamente se vuelven a incrementar los casos y números de fallecidos por día, lo cual se torna más preocupante teniendo en cuenta que estamos a una semana del proceso electoral por la segunda vuelta, donde los militantes de los dos partidos en contienda saldrán en caravanas como lo han hecho el fin de semana, aumentando el peligro de contagios. Esto, a pesar de las prohibiciones pero parece no importarles las sanciones, ni su vida ni la de los demás.

En ese sentido, en esta semana, conviene que las autoridades electorales hagan un llamado a los representantes de ambos partidos políticos para que insten a sus militantes a no trasgredir las medidas de seguridad por la pandemia. Igualmente, la Policía y Fiscalización deben poner mano dura y aplicar las sanciones y multas contempladas por ley.

No olvidemos que seguimos con un sistema hospitalario colapsado, sin ninguna cama UCI disponible ni con los médicos especializados que se requieren y, lo que es más terrible, con el acecho de una tercera ola que definitivamente no podremos hacer frente en las pésimas condiciones de nuestro sistema de salud. De ahí que digamos ¡Basta! De ese comportamiento irresponsable y egoísta de muchos.

Karina Miranda

Karina Miranda