Italia no permitirá que los niños sin vacunar  sigan acudiendo a los centros educativos del país, esto se debe al reciente movimiento anti vacunas que viene afectando a Europa y el primer mundo.

La ley que impide a los alumnos menores de seis años acudir a clase si no están al día de sus vacunas ya entró  en vigor.  Esta semana, unos 300 pequeños en Bolonia —de los 8.000 inscritos entre escuelas infantiles y guarderías— no han podido regresar a sus centros educativos.

La ley   se ha puesto en marcha tras el aumento de casos de niños con sarampión.

En Italia la tasa de vacunación ronda el 80% de los niños y se pretende llegar al 95% recomendado por la Organización Mundial de la Salud.
Los niños mayores de seis años no pueden ser excluidos del colegio por las leyes vigentes, pero sus padres serán sancionados con una multa de 500 euros si envían a sus hijos a la escuela sin vacunar.
Las vacunas obligatorias en Italia son para niños desde los cero hasta los 16 años de edad. El cuadro básico contiene la anti-polio, la difteria, el tétanos, la anti-hepatitis B, tosferina, anti-Haemophilus influenzae tipo B, sarampión, rubéola, paperas y varicela.
Fuente: El País