Un joven de 19 años de edad, reportado como desaparecido hace 5 años atrás, pudo reencontrarse con su familia, luego de recibir la ayuda y los cuidados de un fisioterapeuta que labora en Centro de Salud Mental Comunitario de Castilla.

El pasado 3 de noviembre el profesional de la salud, Joel Campoverde Dioses, no dudó en llevar a su casa a un muchacho con problemas mentales que se encontraba viviendo en una calle del asentamiento Sagrado Corazón de Jesús del distrito de Castilla.

Tras recibir cobijo, alimentación y un lugar donde dormir sin padecer frío, Wilmer Jesús Marchán fue aseado y llevado al Centro de Salud Mental Comunitario de Castilla, en donde el médico psiquiatra diagnosticó que padecía de alteraciones mentales y no recordaba cómo se llamaba o dónde vivía, por lo que se emprendió una campaña en Facebook para hallar a sus familiares.

CON LA FAMILIA

Grande fue la sorpresa, cuando a las pocas horas de la publicación en redes sociales, una familia llegó desde el distrito de Casitas (Tumbes). Con apoyo de los agentes de la Comisaría de Tacalá; tanto la madre, el padre y la hermana se reencontraron con Wilmer tras cinco años de larga espera e infructuosa búsqueda.

“Lo reconocemos por las cicatrices que tiene en uno de sus brazos. Han sido años de mucha tristeza ya que pese a los esfuerzos no pudimos encontrarlo. Estamos muy contentos”, indicó Juana Atoche, la madre de Wilmer tras darle un fuerte abrazo a su hijo.

“Es muy emocionante ver que una familia se integra nuevamente, sobre todo en estos tiempos de COVID-19 en donde cientos de hogares han perdido a algún ser querido. Les hemos devuelto la felicidad a un padre y a una madre. Por ello, no dudemos en seguir profesando ese amor por las demás personas y creer que Dios siempre nos tiene preparado algo más”, finalizó Joel Campoverde.