Modelo asegura que la cantante pop, lo desnudó a la fuerza en una fiesta.

Los escándalos no acaban para Katy Perry. Hace poco menos de un mes, un jurado de Los Ángeles (Estados Unidos) dictaminó que la cantante y su equipo deberían pagar un total de 2,78 millones de dólares por plagiar una canción de rap cristiano para su tema “Dark Horse”.

La gran suma de dinero sería destinada a compensar al cantante Marcus Gray,quien denunció en el 2014 a Perry y su equipo creativo por haber plagiado su canción “Joyful Noise”. Los tribunales le dieron la razón, y hasta el momento la intérprete de “I Kissed a girl” no se ha pronunciado al respecto.

Hoy, un nuevo escándalo remece a Perry y sus allegados, pues el modelo Josh Kloss, que participó junto a ella en el video de “Teenage Dream”, ha asegurado que la intérprete estadounidense lo desnudó a la fuerza en una fiesta para que los asistentes vieran sus órganos sexuales, algo que para él es una agresión sexual.

Es así que, a través de una serie de publicaciones compartidas en Instagram, el modelo de 38 años ha descrito cómo era supuestamente la dinámica entre la estrella del pop y él cuando estaban frente a cámaras y cuando se encontraban en privado.

«Esa vez llevé conmigo a una amiga que se moría por conocerla. (…) Era la fiesta de cumpleaños de Johny Wujek en Moonlight Rollerway. Y cuando la vi, nos abrazamos y ella todavía era mi enamorada. Pero cuando me volví para presentarle a mi amiga, jaló mi ropa hasta mostrar a un par de amigos y a la multitud mi pene», escribió el modelo.

 

 

 

Fuente: Rpp