Más de tres años han pasado desde que el ministro de Salud de ese entonces, Aníbal Velásquez Valdivia, el gobernador regional también de esa época, Reynaldo Hilbck y la aún congresista de la República, Karla Schaefer, anunciaran la construcción de tres Hospitales Estratégicos para la región, esto teniendo en cuenta la falta de capacidad de los nosocomios actuales para atender la demanda de la población.

Dentro de ellos se encontraba el Hospital estratégico de Los Algarrobos, el cual beneficiaría a miles de piuranos; sin embargo, esta misma cantidad de gente es hoy la afectada por los continuos retrasos que presenta este proyecto.

Primero, problemas en el expediente, observaciones de Contraloría, entre otros; y ahora el informe de la Oficina Anticorrupción que indica que una de las empresas que participó en la elaboración del expediente técnico, también es parte del consorcio ganador de la ejecución de la obra, lo cual es totalmente inconcebible, desde el punto de vista legal.

Además, por sentido común, se sobreentiende que la empresa cuestionada podría sacar ventaja y provecho, al tener pleno conocimiento del expediente técnico, por lo cual sería más fácil llevarse la buena pro, lo que podría inducir un sobrecosto de precios para favorecerse al final.

Y lo más cuestionable es que el Comité de Selección no lo haya observado y no haya descalificado al consorcio Los Algarrobos, no solo por una cuestión ética y legal, sino porque esto significará un nuevo retraso para el inicio de la obra, pues no sabemos cuánto tiempo más demandará la resolución de OSCE, y si se anula, cuanto habrá que esperar para una nueva convocatoria a licitación.

Karina Miranda

Karina Miranda