De cuatro puñaladas asesinan a obrero de construcción civil
enero 12, 2021
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Juego mortal. Aceptar un vaso con chicha y bromearse, con el que decía ser su amigo, le costó la vida a un obrero de construcción civil, quien recibió cuatro puñaladas.

El crimen, que conmocionó a varios vecinos, ocurrió a las 6:45 p.m. del último domingo entre la calle K y CH del asentamiento El Indio, en Castilla.

REGRESABA A SU HOGAR

La hermana del fallecido, Miguel Francisco Yamonaqué Correa (36), contó que su familiar llegó de visita a la casa de su madre, donde se estuvo bromeando con sus parientes y contando los trabajos que había realizado el fin de semana.

Luego de esto se despidió y se dirigió a su vivienda ubicada en la calle CH del mismo asentamiento. Sin embargo, en el trayecto, unos vecinos de la zona lo llamaron para departir de unas jarras con chicha y cerveza.

La víctima, sin presagiar lo que sucedería, se acercó ya que su primo también se encontraba en el lugar.

BROMA MORTAL

Fuentes policiales indicaron que Miguel Yamonaqué, una persona alegre y confianzuda, habría lanzado insultos, como ‘chato’ y ‘serrano’, contra un sujeto quien luego se convertiría en su verdugo.

Es así que el presunto homicida conocido como García ingresó a su vivienda y le reclamó a Yamonaqué por los apodos que le había puesto. Esto generó una discusión y fue aprovechada por el asesino, quien le incrustó cuatro veces un cuchillo de cocina.

FUGA DEL LUGAR

Tras este escenario, las personas que estaban bebiendo con la víctima, incluyendo su primo, quedaron espantadas de lo sucedido y solo atinaron a prestar los primeros auxilios.

Mientras que el autor del crimen salió corriendo y fugó de la zona con el arma asesina. El obrero al quedar en un charco de sangre fue llevado al hospital Cayetano Heredia, donde luego de tres horas dejó de existir producto de una puñalada mortal que le perforó el corazón.

POLICÍAS LO BUSCAN

Fuentes del Departamento de Investigación Criminal (Depincri) señalaron que el crimen ya ha sido esclarecido y se están realizando la búsqueda del criminal apodado ‘Serrano’.

DEJA A NIÑOS

Los deudos de la víctima pidieron al nuevo general de la Policía en Piura, Carlos Alberto Malaver Odias, que coordine con sus agentes y puedan dar con el paradero del asesino, quien trabajaría en un camal de la ciudad.

Asimismo, el fallecido deja a cuatro hijos, de doce, nueve, seis y dos años de edad, en la orfandad.

“Queremos justicia y que la muerte de mi hermano no quede impune. La Policía debe trabajar en este caso, el asesino está libre por las calles”, dijo la hermana del occiso.

Más populares