Hospital de Apoyo es una ‘bomba de tiempo’
febrero 4, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Lamentable. Unidad de recuperación del nosocomio no cuenta con desfibrilador y sus puertas se caen a pedazos.

Lamentable. Los médicos del Hospital de Apoyo II de Sullana no solo sufren la falta de anestesiólogos y de equipos para las cirugías electivas. También tienen que lidiar con material quirúrgico que ya cumplió su vida útil y con la carencia de máquinas en el área de recuperación, cuya estructura se cae literalmente a pedazos.

Nuestro medio ingresó a la unidad de recuperación post operatoria del nosocomio. Allí, comprobamos que esta unidad no cuenta con un desfibrilador. Si uno de los pacientes presenta un paro cardíaco, se tendrán que perder minutos valiosos para prestar el único equipo que está en el centro quirúrgico. Este ‘resucitador’ tiene ya 14 años y no se sabe hasta cuándo podrá usarse sin problemas.

SE CAE TODO

La encargada de esta unidad, Vilma Vicuña reveló que cuentan con 10 camas rodantes que se usan para trasladar a los pacientes desde el quirófano a la sala, pero solo funcionan seis, por lo cual debe tomar las que sirven para movilizar a los enfermos. “Hay un mínimo de 15 operaciones diarias y hay cuatro camas estancadas, esto hace que las intervenciones se deban postergar”, remarcó.

Lo más penoso es que la sala de post anestesia, una de las hojas de la puerta vaivén se cayó hace 10 días y a pesar de las solicitudes no ha sido repuesta. Debido a ello, las enfermeras usaron un biombo para cerrar en parte el ingreso y evitar que se escape el aire acondicionado, el cual puede dañarse en cualquier momento porque se usa al doble de su capacidad normal.

RIESGO QUIRÚRGICO

Vilma Vicuña mostró un set de instrumental quirúrgico que en su mayoría ya no debería ser usado porque pone en riesgo la integridad tanto de los pacientes como de los cirujanos. En el caso de las tijeras ya no tienen filo lo que podría generar un accidente. Las pinzas no ejercen la presión necesaria sobre la piel, lo cual hace que esta se pueda soltar de manera imprevista. Al igual que las portas, que no sostienen bien las agujas para hacer las suturas y puede hacer que se le incrusten al mismo médico. El jefe del centro quirúrgico, Ricardo Barba Sánchez dijo que en la unidad de recuperación no hay médico, por lo que además de sus labores administrativas, él mismo debe atender a los pacientes.

DEBE SABER:

  • Recientemente se recibieron 2 ventiladores mecánicos, pero no hay personal suficiente para operarlos.
  • Barba Sánchez pidió que se mantengan los 6 médicos anestesiólogos.

 

Más populares