Desalmada mujer  hizo caso omiso a la súplica de los otros jóvenes.

La policía de Florida, en Estados Unidos, informó que una madre le pidió a sus cuatro hijos que se retirara los cinturones de seguridad y extendieran sus manos, para que pudiera matarlos en un accidente de tránsito.

Los agentes detallaron que Calicia Williams repetía unos «hechizos” mientras golpeaba repetidamente su minivan contra un árbol.

Según los informes, la mujer de 36 años se puso el cinturón de seguridad durante el accidente, que ocurrió el miércoles.

Los cuatro niños, entre siete y 13 años, sobrevivieron al choque, así lo informó Click Orlando.

Se dice que una de las hijas de Williams le contó a la policía sobre la supuesta oferta de asesinato de su madre, cuando estaba dentro de la ambulancia, mientras la trasladaban al hospital.

La joven también relató que la mujer había estado acelerando antes de estrellarse con el árbol y que ignoró las súplicas que le hacían de sus hijos.

Williams, quien ahora es acusada de cuatro cargos de intento de asesinato, estaba consciente cuando los equipos de emergencia llegaron al lugar.

Después del accidente, supuestamente les dijo a sus hijos: «El diablo no puede lastimarlos, solo los lastima las personas malas”.

“Tienes la luz de Jesús en ti y solo Jesús puede curarnos”. La mujer admitió haber fumado marihuana.

La amiga de la familia, Julie Rogers, dijo a News4Jax: “Estaba completamente conmocionada de lo que había sucedido”.

Williams será ingresada en la cárcel cuando sea dada de alta del hospital. Diputados del sheriff han pedido que la detengan sin fianza.