Ola de asesinatos. Para nadie es un secreto que los crímenes en la región Piura son cometidos por bandas de sicarios, marcas y peligrosos ‘raqueteros’, las cuales han sembrado el terror y causado 448 crímenes desde el 2015 hasta el 2020.
A esto se suma, el móvil de ajuste de cuentas, las peleas entre rivales y los 25 feminicidios perpetrados contra indefensas mujeres.

CIUDADES PELIGROSAS

Fuentes de la Policía indicaron que entre las ciudades más peligrosas y con mayor número de muertes, a sangre fría, se encuentra la provincia de Sullana.
En esta zona han ocurrido más de 80 asesinatos en solo tres años, los cuales están ligados a la hegemonía por la venta de droga, sicariato, ajuste de cuentas, cupos en obras de envergadura.
Entre la zonas más peligrosas, y que la Policía no podría hasta el momento controlar, resaltan los asentamientos: Santiago Zapata Silva (Bellavista), Santa Teresita, El obrero, Nuevo de Octubre y José Carlos Mariátegui.

OLA DE CRÍMENES

Otro de los puntos convertidos en tierra de nadie es la ciudad de Piura y sus distritos Veintiséis de Octubre y Castilla.
Los mapas del delito de cada jurisdicción, ponen en evidencia que, en la tierra del eterno calor, se han reportado crímenes en Los Algarrobos, San Pedro, Quinta Julia y Pachitea.
Algo muy preocupante pasa en el distrito octubrino, ya que se han desatado una pelea que ha dejado más de 50 asesinatos.
Entre ellos Nueva Esperanza, San Sebastián, San Martín, Los Polvorines, Los Ángeles, Las Dalias, Túpac Amaru, Villa Hermosa, Luis Paredes Maceda y Los Robles.
En Castilla el mapa del delito pone al descubierto crímenes en Chiclayito, El Indio, Campo Polo, Tacalá, Ciudad del Niño y 4 de Mayo.

MÁS PROBLEMAS

Otras de las ciudades con gran número de asesinatos es Paita, en el puerto, se ha puesto al descubierto lugares sangrientos como: La Quebrada, P.J.5 de Febrero y María Parado de Bellido.
Asimismo, Tambogrande y Las Lomas están dentro de los distritos peligrosos. Aquí se ha podido detectar que los asaltos y rivalidad por la minería ilegal, ha traído consigo graves consecuencias. Los lugares considerados en el mapa de la ‘muerte’ como violentos son: Malingas, Sagrado Corazón de Jesús, Los Almendros, La Ladrillera, Miraflores, Santa Rosa y Río Seco.
Por último, en la provincia de Ayabaca y Suyo se han suscitado muertes violentas a balazos y apuñaladas, provocando más de 40 crímenes.