Niños sufrieron quemaduras en todo el cuerpo tras peligroso accidente.

El juego y la travesura por poco acaban con la vida de dos menores de edad, quienes sufrieron quemaduras, en todo su cuerpo, tras caerle una olla de agua hirviendo.

La lamentable situación ocurrió a las 10:00 a.m. de ayer, cuando los niños de dos y siete años de edad jugaban en el interior de su vivienda ubicada en el asentamiento El Indio.

La madre de los infantes heridos, Elena Becerro Tocto, contó a la Policía que dejó a sus hijos bajo el cuidado de su hijo mayor, quien no se habría percatado del incidente.
Asimismo, ella habría salido a la tienda para comprar unos alimentos para su comida.

Los heridos de iniciales A.V.B. (07) y J.A.V.B. (02), fueron llevados de emergencia al hospital Santa Rosa, donde los galenos de turno los hospitalizaron para su recuperación.

Los agentes de la comisaría de San Martín se hicieron presentes en el lugar para constatar la situación y determinar si el accidente no habría sido provocado.  Los hospitalizados requieren de costosas cremas para sanar sus heridas.