La ministra de Educación, Flor Pablo, demandó hoy al Sutep reconsiderar el paro de profesores anunciado para el 21 de noviembre y dijo que no se debe poner en riesgo los aprendizajes de los escolares.

La funcionaria pidió a los dirigentes no perder el horizonte, es decir, priorizar la calidad educativa de los niños, niñas y adolescentes de las escuelas públicas, por lo que es necesario, anotó, replantear la medida de fuerza.

Yo les pediría por favor que replanteen el tema de hacer paro (…) Mi llamado es que no podemos perder las horas de clase, no podemos hacer paros y huelgas y poner en riesgo el aprendizaje de nuestros estudiantes”, comentó.

Pablo recordó que durante este año el ministerio se ha reunido con la organización sindical en diversas mesas de trabajo, y que el gobierno está cumpliendo con el compromiso de incrementar el sueldo de los maestros en S/. 200 soles cada año.

«Ya hubo aumento este año año y el próximo se hará lo mismo», precisó al recordar que el aumento de sueldo ya está presupuestado. Reconoció que sueldo de los docentes tiene que seguir mejorándose pues en la región están por debajo del promedio.

“Estamos en un proceso de construcción juntos, lo que menos queremos es que nuestros niños y niñas pierdan clases, necesitamos avanzar en educación. Pedimos al Sutep que reconsidere, estamos en espacios de diálogos bastante fructíferos.”

Esta mañana la ministra de Educación participó en la inauguración del colegio Manuel Scorza de Pucusana, una de las 30 escuelas que se construirá en el país gracias al mecanismo de inversión de obras por impuesto.

La obra se construyó en ocho meses a un costo de S/. 2’410,000 y albergará a unos 150 niños y niñas que recibirán educación inicial.

De acuerdo con el Instituto Peruano de Economía (IPE), obras por impuestos es un mecanismo que permite que las empresas privadas coordinen con los gobiernos regionales y locales para ejecutar obras de alta prioridad; a cambio de esto, los gastos realizados por parte de estas empresas en el financiamiento o la ejecución de dichas obras serán descontadas hasta en el 50% de su Impuesto a la Renta.

Vía Andina