El flamante premier Salvador del Solar se presentó ayer ante el Pleno del Congreso de la República para buscar el voto de confianza a su gabinete, y lo que llamó la atención es que se refirió en varias ocasiones a nuestra región, indicando que la población ya no cree en promesas, pues es lo que percibió en su reciente visita a las zonas que quedaron devastadas por el desborde del río a consecuencia del Niño Costero, y que aún siguen en condiciones deprimentes.

El que se haya acordado de nuestra región ya es un buen signo de que realmente quiere devolverle la esperanza a esa población desesperada que pudo constatar el abandono en que se encuentra y por la cual prometió trabajar junto a su renovado gabinete, pidiendo de esa forma el voto de confianza de un Congreso que tampoco ha hecho nada para que los damnificados del Niño Costero mejoren sus condiciones de vida.

Frente a la desconfianza mostrada por los damnificados ante el Estado, esta vez, el premier del Solar está dispuesto a ‘pisar’ fuerte el acelerador para que por fin se hagan las obras de la llamada Reconstrucción con Cambios. Por lo pronto, a tono con el interés que ha mostrado el premier , las autoridades de la ARCC han anunciado que en julio se verán los trabajos de las primeras obras de la Reconstrucción.

Esperemos que así sea, pues las esperanzas están cifradas en el premier del Solar, quien parece haber entendido que los piuranos ya no están dispuestos a seguir esperando; además sabe muy bien que no le conviene un nuevo conflicto social en el norte. Esperemos que el Congreso también deje de seguir obstruyendo la gestión y permita que se acelere la Reconstrucción.

Karina Miranda

Karina Miranda