Reino Unido: la dexametasona es el primer fármaco que salva vidas contra el COVID-19
junio 16, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Un grupo de investigadores del Reino Unido aseguran tener el primer tratamiento capaz de evitar la muerte por el coronavirus: la dexametasona.

El virus del COVID-19 ha cobrado la vida de casi medio millón de personas en el mundo, según reportes internacionales. De esta manera, la mencionada enfermedad se convierte en una de las peores pandemias que se ha registrado en la historia y en la máxima del Siglo XXI.

En los determinados esfuerzos por hallar un tratamiento efectivo, investigadores del Reino Unido aseguran haber encontrado la fórmula para detener y evitar las muertes a causa del coronavirus: la dexametasona.

Según el investigador principal del estudio, Peter Horby, la dexametasona, un esteroide común y accesible en el mundo, reduce un tercio de la mortalidad de pacientes graves a causa de COVID-19: esta declaración se sustenta en los primeros resultados recogidos tras un gran ensayo clínico en la Universidad de Oxford.

«Este es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad y la reduce de manera significativa. Es un gran avance«, expresó el citado científico a DW.

Luego de haberse realizado el anuncio, el Gobierno del Reino Unido manifestó que iniciará inmediatamente a suministrar el mencionado esteroide a los pacientes que sufren el coronavirus.

«Hay un claro beneficio. El tratamiento consta de diez días de Dexametasona y cuesta unas 5 libras (6,2 dólares / 21 soles aproximadamente) por paciente. Así que esencialmente cuesta 35 libras (43 dólares / casi 150 soles) salvar una vida. Es un fármaco que está disponible en todo el globo», acotó Martín Landray, otro de los autores del estudio.

El estudio que ejecutaron Horby y Landray se basó en dosis bajas de dexametasona a dos mil pacientes en estado grave debido al virus del COVID-19. La principal propiedad del medicamento es su potente efecto antiinflamatorio.

Los resultados preliminares del estudio, entre las personas que estaban con un respirador artificial, indicaron que la dexametasona redujo el número de fallecidos en un 35% y que la tasa de mortalidad bajó a un quinto para quienes recibían oxigeno. Los investigadores acotaron que si este fármaco hubiese estado disponible en el Reino Unido desde el inicio de la pandemia, se habrían podido salvar hasta 5 mil vidas.

Fuente: La República

Más populares