Madre abandona a su hijo con enfermedad degenerativa
junio 19, 2023
Autor: Victor Palacios
Compartir:

Niño vive en condiciones de extrema pobreza y madre sigue cobrando dinero de pensión por discapacidad de su hijo.

En la localidad de Ringuelet, La Plata (Argentina), vive Facundo, un niño de 4 años, junto a su abuela. su madre lo abandonó a pesar de la enfermedad que padece. La abuela y su nieto viven en condiciones de extrema pobreza, mientras la mujer sigue cobrando el dinero de la pensión por discapacidad de su hijo.

El pequeño fue diagnosticado con paraplejia aplasia y mielomeningocele, un tipo de espina bífida, que es un defecto de nacimiento en el cual la médula espinal del niño no se desarrolla correctamente. Esto puede permanecer para siempre.

“Sufrimos abandono de persona porque hace un mes y medio nos dejó por un hombre”, señaló Patricia, la abuela del Facundo, al portal Crónica.

Ella tuvo que abandonar su trabajo para dedicarse al cuidado de su nieto, ya que su enfermedad le impide poder desplazarse por sus propios medios.

Pero la mujer de 52 años no cuenta con los recursos económicos necesarios para solventar sus gastos y los del pequeño, por lo que viven con la ayuda que reciben de vecinos, conocidos y hasta extraños que se solidarizan.

Las condiciones de pobreza y deterioro en la que se encuentran son tal que, ambos han presentado mordeduras de ratas en el cuerpo.

“Sentí una mordida y me desperté. A pocos metros vi una rata. Dios quiso que en ese instante me diera por levantar la sábana, y observé un charco de sangre y cómo otro roedor le mordía los piecitos a mi nieto”, contó Patricia.

“Estoy horrorizada, en pánico, porque si bien soy pobre, siempre fui limpia y es horroroso lo que nos pasó. Es una situación de tristeza y de dolor. Constantemente recibimos ayuda de vecinos y extraños, así nos mantenemos. Pero por las condiciones de vida, necesito más colaboración, en todo lo que la gente quiera sumar, desde una silla hasta ropa”.

El menor cuenta con una pensión por discapacidad que recibe todos los meses, pero el dinero lo cobra su madre, quien legalmente todavía tiene su tenencia. De este, ellos no ven un solo centavo.

Mientras tanto, la abuela ha iniciado los trámites para obtener la tenencia legal del menor, y mejorar sus condiciones de vida. Ambos piden una vivienda digna.

 

 

Fuente: La República

Más populares