Mujer se quemó el rostro para que su pareja ‘ya no sienta celos’
enero 25, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Hombre la celaba y golpeaba constantemente por lo que tomó una trágica decisión.

En Argentina, una mujer de 22 años decidió prender fuego a su propio rostro, debido a la serie de maltratos a los que era sometida por su pareja. El hombre la celaba y golpeaba constantemente, y ante la violencia que vivía, decidió “acabar con su belleza”, y al mismo tiempo con los celos de su pareja. Pensó que así dejaría de golpearla.

La mujer utilizó alcohol y un encendedor para quemar su rostro, según información difundida por los diarios El Liberal Nuevo Diario. Señalaron además que la mujer declaró el hecho el último viernes ante Marta Inés Ovejero, coordinadora de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar del Ministerio Público.

“Me prendí fuego sola. No pensaba en nada más que en ser fea para que él corte con los celos y no me pegara más”, dijo la joven, quien era víctima de violencia por parte de su pareja.

Según relató, los hechos ocurrieron el 1 de enero en la casa que compartía con su pareja de 26 años. Todo ocurrió por una discusión en la que el hombre la agredía verbalmente por una prenda que ella estaba utilizando. Luego, visitaron la casa de unos familiares, donde los celos continuaban.

Tal como cuenta la joven, el hombre la tomó del cuello, la lanzó a la cama y tapó su boca. Ante esto, los primos intervinieron mientras el agresor les ordenaba que no se metan.

Se refugió en la casa de su abuela, pero recibió el llamado de su aún pareja, quien le pedía que vuelva a su casa.

Pero al regresar la mujer contó que “estaba borracho y comenzó a reclamar si había estado con otros hombres”.

“Me agarró fuerte del brazo y yo le pregunté a los gritos si él quería que yo fuera fea para que dejara de celarme Entonces fui al baño, tomé la botella de alcohol que estaba por la mitad y me eché desde la frente hasta el pecho. Nuevamente le grité si quería que sea fea para que no me celara más”, declaró la víctima

Agregó:

“Agarré un encendedor del botiquín. Él me agarró del brazo, pero yo ya había prendido el encendedor. Después me abrazó y me metió bajo la ducha”, relata en su testimonio judicial.

Ante el incidente, el hombre quedó detenido por unos días, hasta que fue liberado el último lunes con restricciones de acercamiento a la joven y exclusión del hogar.

 

 

 

Fuente: La República

Más populares