Callao: presunto asesino de 16 años fue detenido junto a su hermano menor
junio 5, 2024
Autor: URPI La Hora
Callao: presunto asesino de 16 años fue detenido junto a su hermano menor

Compartir:

En un alarmante caso de criminalidad juvenil, un adolescente de tan solo 16 años, conocido como «Kiko», ha sido implicado en tres asesinatos en menos de un año. Este menor, junto a su hermano de 14 años, ha sembrado el terror en el Callao, Perú.

Con sus acciones delictivas que han dejado a la comunidad consternada. Según el teniente general de la Policía, Óscar Arriola, estos homicidios ocurrieron en un corto período de tiempo, reflejando una escalada de violencia preocupante.

Adolescente de 16 años vinculado a tres asesinatos en menos de un año en Callao

El primer asesinato atribuido a «Kiko» ocurrió el 24 de abril de este año, cuando un joven de 16 años fue encontrado muerto.

Apenas unos días después, el 30 de abril, un hombre de 38 años fue asesinado en Oquendo, Callao. Este crimen se originó por un supuesto conflicto entre la víctima y la madre de «Kiko».

El tercer asesinato, que tuvo lugar el 2 de junio, cobró la vida de Carlos Ramírez Navarro, un niño de 13 años y primo de la primera víctima.

Lo liberan

A pesar de su grave implicación en estos crímenes, «Kiko» había sido detenido en mayo pero fue liberado pocos días después. Sin embargo, el 15 de mayo, el menor fue nuevamente intervenido por la policía, esta vez encontrándose en posesión de un arma de fuego. Los peritajes balísticos revelaron que dicha arma fue utilizada en los tres asesinatos, consolidando así la conexión directa del adolescente con los homicidios.

El teniente general Arriola informó que en esta segunda intervención, el menor fue capturado en el Callao portando una pistola Taurus, la misma arma que había sido utilizada en uno de los asesinatos previos. Esta detención marca un hito en la investigación policial, ya que proporciona pruebas contundentes contra el adolescente.

El impacto de la violencia juvenil 

El caso de «Kiko» ha puesto de relieve la participación de menores en actividades delictivas graves. La comunidad del Callao, en particular, ha sido testigo de una escalada en la violencia perpetrada por jóvenes, lo cual genera un ambiente de miedo e inseguridad.

Expertos en criminología señalan que la involucración de menores en delitos violentos es un indicativo de problemas estructurales más profundos, incluyendo la falta de oportunidades educativas y laborales, la desintegración familiar y la influencia de grupos delictivos organizados. Estos jóvenes, a menudo, encuentran en la delincuencia una salida desesperada a sus circunstancias adversas.

Más populares