Un padre de familia indicó, a través de una carta notarial, que los agentes del Grupo Terna habrían realizado una mala intervención policial y dañado su imagen al acusarlo de pertenecer a una banda de ‘marcas’.

El agraviado, identificado como Samuel Edgardo Silva Gil, contó que los policías lo intervinieron el pasado 29 de abril en la avenida Bolognesi y lo llevaron hasta la base del Escuadrón Verde en Castilla.

Sin embargo, no lograron encontrar nada que lo señale como autor de algún hecho ilícito.

Tras este incidente la víctima decidió denunciar a los agentes encubiertos en el área de Inspectoría Regional por abuso de autoridad.

No obstante, reveló que los representantes del Ministerio Público al no encontrar pruebas que lo acusen lo dejaron en libertad el mismo día del operativo policial.

Recalcó, que esta captura ha mancillado su imagen por lo que tomará las medidas correspondientes contra la Policía.