En su última homilía con motivo del Bicentenario del Grito Libertario de Piura, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi hizo un enérgico llamado al Ejecutivo para que atiendan a nuestra región como se lo merece.

Hizo énfasis en el precario sistema de salud que está a punto de colapsar y con lo cual urgen que se tomen las medidas correctivas para hacer frente a un posible rebrote de la pandemia del coronavirus, que tanto dolor sigue causado por las muertes registradas y personas que aún luchan por sus vidas en los hospitales.

Y razones no le faltan a la autoridad eclesiástica, pues además de detallar que no hay personal sanitario, camas UCI, oxígeno, respiradores, medicinas, pruebas moleculares y equipos personales de protección suficientes para atender a los enfermos contagiados, también lamentó que se haya cancelado los contratos del personal; en tanto, otros siguen esperando el bono prometido por el Gobierno.

Mientras tanto, las autoridades locales también siguen esperando que el Ejecutivo desembolse el presupuesto solicitado para hacer frente al rebrote de la pandemia. El director del Hospital Santa Rosa, Edwind Chinguel, ya adelantó que requieren solo en el primer trimestre del año 20 millones de soles para afrontar la ‘segunda ola de la pandemia’.

Así que esperemos que el Ejecutivo recuerde que Piura ha aportado el 3.8% al PBI Nacional, con más de 20 mil millones de soles, que somos la cuarta economía del país, y no nos sigan relegando. Por el momento, la Federación Médica de Piura ya ha anunciado que se sumarán este 13 de enero a la huelga médica nacional para exigir no solo mejoras salariales, equipamiento de los hospitales, mejores condiciones laborales, sino -entre otras demandas- mayor atención y no se sigan “burlando” de nuestra región.

Karina Miranda

Karina Miranda