La célebre frase de todas las autoridades que culminan sus mandatos es “Me faltaron muchas cosas por hacer”. Esta vez, el alcalde provincial de Piura, Óscar Miranda no ha sido la excepción y también se despide de la alcaldía con la misma expresión, como una forma de justificar la alta desaprobación que le dieron los piuranos a su gestión, la cual sí deja mucho que desear, pues no se pudo ni siquiera dar solución a dos de los principales problemas que por años aquejan la ciudad como el caos del transporte y el Complejo de Mercados, éste último convertido en ‘tierra de nadie’ donde conviven la insalubridad, inseguridad y el caos.

Por eso, mañana que ingresa el nuevo alcalde Juan José Diaz, esperemos que desde el inicio imponga el principio de autoridad y junto a sus funcionarios se pongan a trabajar y tomar el ‘toro por las astas’ para, desde el inicio, dar una solución integral al problema del transporte y del principal centro de abastos.

No queremos que al final de su gestión termine como muchos justificando su inoperancia y deficiencia, echando mano de frases trilladas; sino lo que la población quiere y exige es que cumplan con su Plan de Gobierno, y para ello, deben hacerlo con gente idónea y capacitada; algo que faltó a esta gestión.

Además, no solo está el presupuesto que como toda municipalidad recibirán, sino que además está el dinero de la Reconstrucción que también debe gestionarse y administrarse adecuada y oportunamente. El reto es grande para la nueva autoridad edil.

Karina Miranda

Karina Miranda