Luego de combatir durante un mes contra la COVID-19, una pareja conformada por Johny Lee Peoples, de 67 años, y su esposa Cathy Darlene, de 65, fallecieron con cuatro minutos de diferencia el pasado 2 de septiembre en un centro médico de la ciudad de Charlotte (Carolina del Norte, EE. UU.).

Johnny y Cathy, un matrimonio de 48 años contrajo el virus a principios de agosto. Según su hijo Shane, luego de 30 días combatiendo a la enfermedad, la salud de sus padres “empeoró” y los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) decidieron reunirlos en una misma habitación.

“Les juntaron las manos (…) y murieron con cuatro minutos de diferencia”, relata Shane Peoples, que fue testigo de cómo sus padres al principio sufrieron de fiebre y pérdida del gusto, después de dos semanas sin mejoría tuvieron que ser internados en UCI.

Por ello, el joven hace un llamado a la sociedad para que se tome muy en serio la situación en torno al coronavirus. “Nos engañaron. Las vidas de mamá y papá fueron robadas por un virus del que muchos bromean a diario o simplemente creen que es un engaño de algún tipo. Ambos se tomaron esta pandemia en serio y aun así se enfermaron y murieron”, contó a WBTV.

De acuerdo al obituario compartido en línea por los familiares, Johnny fue sargento del Ejército de EE. UU. y trabajó para el sistema penitenciario de Carolina del Norte. Mientras que Cathy era proveedora de cuidado infantil preescolar, asistente de maestra y técnica de laboratorio.

La pareja estuvo casada durante 48 años y tuvieron tres hijos en Carolina del Norte. Foto: Familia Peoples

La pareja estuvo casada durante 48 años y tuvieron tres hijos en Carolina del Norte. Foto: Familia Peoples

En medio de su dolorosa perdida, Shane envió un mensaje a todas las familias para que se mantengan unidas, no sin antes recordarles que deben usar mascarillas, lavarse las manos, practicar el distanciamiento social y “ser amables unos con otros”. “Traten cada momento con ellos como si fuera el último, podría muy bien serlo. Ama y sigue amando”, finalizó.