Regidor Andy Távara informó que ya se ingresó un documento para pedir explicaciones al alcalde por lo sucedido y solicitará sanción.

Luego de ser grabado participando en una fiesta que incluyó alcohol, en pleno horario de inmovilización social; el alcalde de Ignacio Escudero, Melquíades Castillo Garay, afrontará un pedido de suspensión por supuestamente violar las normas sanitarias.

El regidor Andy Távara Rojas, informó que luego de ingresar un documento para pedir explicaciones a la primera autoridad edil por su presunta falta, en la próxima sesión de Concejo solicitará que se evalúe un sanción para Garay, la cual según el reglamento del Concejo distrital sería de entre quince a treinta días de suspensión.

“Inicialmente no hubo una respuesta enfática de los demás concejales. Esperemos que después de conocerse lo sucedido aprueben un castigo ejemplar”, refirió Távara.

El vicepresidente del Frente de Defensa de los Intereses de Ignacio Escudero, Manuel Coronado Huertas, denunció la supuesta inconducta ante el municipio distrital.

Asimismo, pidió que se investigue la omisión de la Policía, pues el restaurante Rojilo, donde se realizó la fiesta en la que participó Garay, está ubicado frente a la Comisaría de San Jacinto, pero no realizaron ninguna intervención.