Los establecimientos de la zona de la sierra piurana han estado abandonados desde siempre; sin embargo, ahora con la pandemia del coronavirus, la situación se complica aún más para los pobladores de esos lugares, debido a que desde hace algunas semanas se han empezado a incrementar los casos del mortal COVID-19, al parecer porque la gente -especialmente turistas- están viajando hacia esos destinos sin ningún control y están esparciendo el contagio.

Debido a esta situación, la población se encuentra bastante preocupada, pues saben que de darse un brote en esa zona, los establecimientos de salud del lugar no están preparados para afrontar un contagio de esa naturaleza, y los resultados serían trágicos.

Al parecer las empresas de transporte que están trasladando personas a estos lugares no están tomando las medidas de bioseguridad exigidas para evitar los contagios, por lo que se requiere que tanto el Ministerio de Transportes como el Ministerio de Salud y las autoridades de esas zonas altoandinas refuercen sus medidas para proteger a la población, y se cumpla con los estrictos controles.

Sabemos bien que lugares de la sierra piurana como Ayabaca, Huancabamba, y Canchaque son zonas bastante concurridas por los turistas, pero por el momento no se puede poner en riesgo a la población de esos lugares, más aún sabiendo que los establecimientos de salud no cuentan ni con médicos ni con lo mínimo indispensable para siquiera brindar una atención primaria de salud. Estas poblaciones están totalmente desprotegidas y un brote de Covid puede resultar fatal en esas condiciones.

Karina Miranda

Karina Miranda