La región Piura tiene 864 millones paralizados por 46 obras que, a pesar de estar en ejecución, están paradas por arbitrajes, controversias, resoluciones de contratos, entre otros. Una de ellas, y la más grande el Proyecto Especial de Irrigación e Hidroenergético Alto Piura (Peihap).

Según el economista Miguel Zapata es difícil que en lo queda del año se eche a andar las obras paralizadas, porque se tiene que analizar una por una para analizar la situación y resolver los problemas que pueda tener. En el caso de las obras que están en arbitraje la situación es más complicada.

Una obra que estaba paralizada era la vía Paita La Islilla, pero desde setiembre ya se reiniciaron los trabajos. Ayer Contraloría de la República inspeccionó los trabajos y el gerente regional de Control, Joan Ramírez, expresó su preocupación por los retrasos detectados, ya que debió culminar en julio de este año; pero solo tiene 20% de avance físico.

Arbitrajes

El Gobierno Regional de Piura tiene ocho obras en arbitraje, de las cuales dos están en la Cámara de Comercio de Piura, dos en el Colegio de Ingenieros y cuatro por resolver a nivel institucional.

La mayor cantidad de obras corresponden al Gobierno Central, destacando entidades como Agro Rural y el Programa Subsectorial de Irrigación (PSI).

Ante esto, el Colegio de Ingenieros (CIP) propone la creación de la primera Junta de Resolución de Disputas (JRD) en obras públicas en la región Piura. La propuesta ya está encaminada y el Centro de Arbitraje proyecta ponerla en funcionamiento el próximo año.

El presidente del Directorio del Centro de Arbitraje, Teodorico Córdova Flores, explicó que con esta junta se evitará que existan más obras paralizadas, además que ayudará a disminuir los arbitrajes que han significado enormes gastos para el Estado peruano. Esta sería la primera JRD que existirá en Piura, a nivel nacional hay dos en Lima y una en Trujillo.