Desde hace cuatro meses, tanto vehículos particulares como de transporte público, llámese taxis colectivos, así como unidades de la empresa Super Star, circulan por la vía alterna al Medio Piura.

Esto, desde que la Universidad Nacional de Piura consiguió que por medidas de seguridad al alumnado se cerrara el ‘Camino Real’.

Sin embargo, desde esa fecha a la actualidad el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, que es a quien le compete, no levanta las observaciones que aún presenta la vía alterna, a sabiendas que se requiere celeridad pues es una carretera bastante utilizada por los piuranos.

Lo peor de todo, es que mientras el ministerio no se pronuncie, los miles de transportistas y conductores que circulan por esta vía, lo hacen sin las mínimas condiciones de seguridad, pues además de presentar una curva peligrosa y ser una pista por donde circulan gran cantidad de vehículos de carga pesada, no se han tomado la molestia de colocar la iluminación necesaria no solo para evitar accidentes, sino también para evitar ser blanco de la delincuencia.

Ante esta situación de inseguridad, el municipio, asegurándose de quedar fuera de cualquier problema legal y evitando ser responsable de algún costo social, no ha dado la autorización para que transporten pasajeros por esta vía.

Y mientras el Ministerio de Transportes se mantiene en un silencio absoluto al respecto, los miles de pasajeros que circulan por esta vía se encuentran en riesgo.

Esperamos que su reacción no sea muy tardía y que antes de que ocurra cualquier tragedia ya tengamos una solución a este problema.

Karina Miranda

Karina Miranda