Selección gala debuta con triunfo en Rusia 2018. Sistema de video fue más preciso que el árbitro.

La tecnología y la casualidad parecen haberse puesto de la mano de la selección francesa en su debut en el Mundial Rusia 2018. El combinado galo derrotó por 2-1 a Australia, por el grupo C del torneo futbolístico más importante del planeta.

A los 58 minutos del encuentro, Antoine Griezmann convirtió el primer gol de penal. La falta, cometida por Josh Rishdon, fue confirmada por el VAR (Asistente de Video para Árbitro).

Pero no fue la única ve que debió recurrirse a este tipo de sistema durante el partido. A nueve minutos del final, Paul Pogba, decidido a sacudirse de las críticas que lo acompañan desde las Clasificatorias por su bajo rendimiento, anotó el segundo gol, el cual fue confirmado por la tecnología de línea de gol, ante la duda de si fue un afortunado autogol o una jugada elaborada.

El tanto honorífico de los australianos fue obra de Mile Jedinak, quien se cobró un penal minutos después del gol de Pogba.