Asolo cuatro meses de gestión del actual presidente regional, Servando García, ya se escuchan voces que piden su vacancia, por los serios cuestionamientos y denuncias en contra de más de un funcionario, siendo la última, la denuncia contra el director regional de Educación, Fabriciano Cunya, quien en más de cuatro audios se revela que habría incurrido en presunto tráfico de influencias.

Y es que desde que asumió la actual gestión regional, la carencia de un equipo técnico profesional y con capacidad de gestión han sido motivo de constantes cuestionamientos, pues lamentablemente quienes han asumido las principales gerencias, en su mayoría, no han dado la talla y prueba de ello es que hasta ahora la gestión no encuentra el horizonte; agravándose la situación con las denuncias de presunta corrupción.

Esta grave denuncia que involucra al director regional de Educación, ha generado el rechazo de los consejeros regionales y de los dirigentes del magisterio que están exigiendo que se le retire la confianza; decisión que debe tomar el gobernador regional, quien hasta ahora no se ha pronunciado al respecto, pues él también es mencionados en los audios de ‘recomendar’ designar al director de la Ugel Huarmaca.

El Gobierno Regional no tiene que seguir siendo visto como la agencia de empleo del partido o movimiento regional ganador de las elecciones; el gobernador tiene que decir basta a la improvisación y el padrinazgo y rodearse de gente competente, sino quiere que realmente prospere la vacancia que ya están pidiendo los dirigentes del Sute.

Karina Miranda

Karina Miranda