La municipalidad de Castilla quiere erradicar basurales, pero parece que el burgomaestre ya se dio cuenta que lo primero es erradicar a los ciudadanos irresponsables que pese a que ya existe un horario de recojo y se ha mejorado el servicio insisten en lanzar los desperdicios a las bermas y calles de la avenida Progreso.

Entonces, ¿a quién se debe atacar primero? Pues, evidentemente a los que generan este problema que da muy mal aspecto a la ciudad poniendo en riesgo la salud de más de un piurano y castellano, por la alta contaminación que se genera

Es necesario recordar que muchos de estos vecinos lanzan a las calles restos de comida y alimentos en alto grado de descomposición, los cuales atraen las moscas, gusanos, cucarachas y hasta ratas. Es momento de crear conciencia en los ciudadanos, y ya no basta con campañas de sensibilización, sino con medidas drásticas y duras como son las multas, siempre y cuando el vecino tenga la culpa y no el servicio de limpieza pública.

Ahora que la región, es considerada una de las 13 más contaminadas del Perú, deberíamos asumir nuestro papel de ciudadanos responsables y dejar de lanzar nuestros desperdicios y desechos a las calles, solo porque no podemos mantenerlos en casa.

Lo que deberían hacer las municipalidades además, aparte de mejorar el servicio de recojo es enseñar a los ciudadanos cómo reducir la cantidad de desechos que se generan dentro de cada una de las viviendas, pues incluso los alimentos descompuestos pueden ser usados como compostaje casero.

Karina Miranda

Karina Miranda