La provincia permanecerá siete días con restricción del servicio de agua potable.

Así lo informó la División de Servicio de Agua Potable, que además comunicó que en este plazo se instalará el recientemente adquirido equipo de bombeo ‘Hidrostal’, el mismo que consta de un motor eléctrico que permitirá mejorar el abastecimiento y calidad de operación del servicio.

La restricción del servicio será desde 22 al 29 de julio, y durante estos siete días calendario se abastecerá a las zonas afectadas con cisternas que trasladen agua potable para dotar a la población.

El funcionario Teófilo Periche Galán, responsable del servicio municipal de agua potable, informó que los equipos estarán llegando a Sechura el día sábado 20 de julio, y constan de motor eléctrico de alta eficiencia, electrobomba de siete etapas, con su respectivo tablero de control, cuyos parámetros de operación son de un caudal de 75 litros por segundo, entre otros.