Un grupo de maricultores despedidos por diferentes asociaciones apostadas en Sechura, llegaron hasta la sede de la Dirección de Producción para denunciar despidos arbitrarios por parte de los directivos, que sin razón aparente los han dejado fuera a pocos meses de iniciar la cosecha de la concha de abanico.

Mario Ángel, representante del Frente de Maricultores de Sechura, indicó que la modalidad de ciertas asociaciones es despedir a la mayoría de sus socios, nombrar nueva directiva ante Registros Públicos y no rendir cuentas de las cosechas.

“Pedimos que Producción intervenga, porque habrá un conflicto en las zonas de siembra. Varios hermanos maricultores han invertido dinero y sacrificio en sus zonas de siembra, no es justo que por caprichos de algunos se vean perjudicados muchos maricultores artesanales”, dijo.

Se pudo conocer que en Sechura existen cerca de 200 asociaciones formales reconocidas por el Estado, pero ante el éxodo de despidos, la informalidad está aumentando y se podría producir un conflicto social y la pérdida de inversión extranjera.