Padre, madre e hija fallecieron anoche en un terrible incendio en su propia vivienda y ahora son velados.

Luego de las diligencias fiscales y peritos de criminalística en la vivienda de la calle Sechura del distrito de Rinconada, la familia ya se encuentran velando los féretros en medio del dolor y la conmoción del pueblo sechurano.

Ante la negativa de los familiares de que trasladen los cadáveres a la morgue de Piura, los cuerpos de los esposos Manuel de la Cruz Quiroga Chulle, Juana Amaya Bancayán y la pequeña F.Q.A. se encuentran en la calle Comercio N° 157 de Rinconada Llicuar.

Familiares de los fallecidos piden ayuda para sepultar los restos mortales de la familia y lograr la recuperación del joven de 12 años que también resultó afectado en el dantesco incendio.

 

Fuente: Lampazos