La ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán, pasó su primera noche en la prisión, luego de que el Poder Judicial le dictara 18 meses de prisión preventiva por haber recibido dinero por la empresa Odebrecht para la campaña del No a la revocatoria.

Villarán permanece en el penal Anexo de Chorrillos donde también se encuentra Keiko Fujimori cumpliendo una medida similar por 36 meses.
El traslado de la exburgomaestre, a quien se le investiga por la recepción de dinero de parte de las empresas brasileñas Odebrecht y OAS, se inició pasadas las 14.40 horas bajo fuertes medidas de seguridad.
En dicho establecimiento penitenciario, Villarán cumplirá los 18 meses de prisión preventiva dicta en su contra en el marco de la investigación por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo propio y lavado de activos.